Capachos Napolitanos ¡de buen tamaño!

Capachos Napolitanos ¡de buen tamaño!

Capachos Napolitanos ¡de buen tamaño! 


4 personas • 1 hora
Autor: Santiago Salhi @Sansabor

 

¿No les pasa que con esos capachitos chicos de aperitivo se puede llegar a sufrir? O te alcanza a llegar uno y queda en la muela, o pierdes la cuenta de los puñados que te zampaste y después viene la culpa. Mejor uno o dos capachos para comer a mascadas; y mucho mejor aún si es de una deliciosa mezcla de tomates, queso derretido, jamón y orégano fresco.

 

Ingredientes:

  • 1 Frasco de Bruschetta de Tomate PERFECT CHOICE
  • 12 Tapas de masa lista para empanadas de horno
  • 200g de jamón, en lonjas (no muy delgadas)
  • 200g de queso mozzarella o queso para pizza
  • 1 Puñado de orégano fresco
  • Aceite de oliva
  • 1 Molde para 12 muffins

 

Preparación:

Prende el horno y déjalo calentar a temperatura media-alta (200 ºC).

Pica el jamón en cuadraditos y ralla el queso con la parte gruesa del rallador. Deshoja el orégano y deshazte de los tallos. Deja todo a mano.

Echa un chorro de aceite de oliva dentro de un pocillo y con una brocha, pinta con aceite el interior de cada hueco del molde.

Toma una tapa para horno, ponla sobre una tabla y –como si fuera un reloj– hazle un corte de 2 cm en donde estarían las doce, desde el borde hacia adentro. Repite los cortes en donde estarían las 3, las 6 y las 9. Norte, sur, este y oeste también puede funcionar.

Pon la tapa sobre uno de los huecos del molde y con mucha suavidad presiona hacia abajo, acomodando al mismo tiempo los bordes de la tapa, de modo que la masa cubra toda la superficie interior del hueco. Dobla los pliegues sobre sí mismos, apretándolos contra las paredes. Repite con las 11 tapas restantes.

Hornea por 15 minutos o hasta que la masa recién comience a tomar un color dorado. Retira el molde del horno y deja reposar unos minutos.

Luego echa dentro de cada capacho 1 cucharada sopera de salsa para Bruschetta de Tomate PERFECT CHOICE. Reparte la mitad del queso en los 12 capachos, sobre la salsa y después haz lo mismo con la totalidad del jamón.

Continúa con el orégano, reparte casi todo en cada uno, reservando unas hojas para el decorado final, antes de servir.

Cubre los 12 capachos con el resto del queso y termina con el resto de la salsa, repartida en partes iguales.

Con una cuchara chica reparte unos chorritos de aceite de oliva sobre cada uno y ¡al horno!

Hornea por 20 a 25 minutos. Cumplido el tiempo retira del horno, deja reposar un par de minutos y luego gira los capachos como la manilla de una puerta, para luego sacarlos del molde.

Ponlos sobre una tabla o plato grande, echa encima unas pizcas de sal de mar y pimienta fresca, esparce las hojas de orégano que reservaste ¡y listo!. Sirve al tiro.


Hey Bienvenid@!